Fundación Walmart en coordinación con SDIF Romita realizan una posada para llevar alegría y regalos a 45 personas de la tercera edad.

Romita de Liceaga, Gto. A 15 de diciembre de 2015.- Los adultos mayores del centro gerontológico fueron agasajados con una posada organizada por la Fundación Walmart y el SDIF Romita, a través de la cual se entregó amor, alegría y regalos a 45 ancianitos de diversas comunidades del municipio y de la cabecera municipal.

El evento se realizó en las instalaciones del SDIF Romita, en donde se dejó sentir el frío matutino el cual, sin embargo, no mitigó las ganas de divertirse y pasarla bien. Desde temprana hora, los asociados de la empresa Walmart, quienes laboran en Mi Bodega Aurrera Romita acompañados de diversos trabajadores de SDIF Romita, llegaron al lugar del evento, cargados de bonitos regalos los cuales comprendian desde cobijas, artículos de uso cotidiano, hasta despensas y demás enseres domésticos que les ayudarán a pasar unas fiestas con más alegría.

La maestra Virginia González Aguirre, presidenta del SDIF Romita, dio la bienvenida tanto a los adultos mayores asistentes a la posada, como a los 20 asociados de la empresa Walmart que asistieron al evento. En su mensaje la maestra Vicky, agradeció a la fundación Waltmart por el apoyo ofrecido hacia las personas que menos tienen y refrendó el compromiso que se tiene con las personas de la tercera edad buscando alternativas en donde se pueda aprovechar toda la experiencia de vida que tienen, además les deseó una feliz navidad en compañía de su familia llena de amor y alegría para todos.

Por su parte el director del SDIF Pedro Damián Villalpando Hernández, aprovechó para hacer extensivo una felicitación navideña y un feliz años nuevo para todas las familias de los asistentes, así como también recordarles que los valores se inculcan en el seno familiar por lo que durante el próximo año se estará buscando ampliar la cobertura de programas y apoyos para el bien de las familias Romitenses.

Los asociados de la empresa Walmart, encabezados por Myriam Olivares Mora, gerente general de Mi Bodega Aurrera Romita, fueron los encargados de iniciar los festejos al repartir los alimentos que llevaron para el convivio, para después iniciar los cantos navideños y animar a los asistentes a que se sumaran al baile y festejo. Posteriormente entre sonrisas y abrazos, cada uno de los abuelitos fueron recibiendo su regalo.

La señora Maria Loreto Salinas Díaz, del centro gerontológico de la cabecera municipal, sumamente conmovida por el detalle, agradeció el momento de ilusión y felicidad que les llevaron a cada uno de sus compañeros, ya que para ellos esas atenciones hacen que se motiven para seguir participando en las diferentes actividades que se realizan y esto los hace estar más contentos en sus actividades diarias.