Como parte de las actividades cotidianas se brinda terapia ocupacional para que las personas que la requieren le den sentido a sus vidas y se desempeñen favorablemente en la sociedad.

Romita de Liceaga, Gto. A 9 de octubre de 2017.- Contribuyendo a mantener o mejorar las capacidades de las personas en su vida diaria, el área de Asistencia a Personas con Discapacidad, como parte de su labor de rehabilitación brinda terapia ocupacional.

La terapia ocupacional ayuda a habilitar las actividades diarias de cuyas personas que debido a una lesión, enfermedad o discapacidad no puede hacerse cargo de su cuidado personal, del hogar, de su escuela, del trabajo o que no tiene un tiempo libre estimulante.

Todas aquellas personas que lo necesiten puede recibir el apoyo de la terapeuta ocupacional acudiendo al área de Asistencia a Personas con Discapacidad. Dependiendo si el daño es físico se le dará una cita con el médico especialista en rehabilitación, el cual arrojará un diagnóstico que indicará la rutina de ejercicios. Por consiguiente la terapeuta ocupacional tendrá de conocimiento el diagnóstico y realizará con el paciente el tipo de técnica a implementar.

Cabe señalar, que el médico especialista en rehabilitación brinda consulta los viernes a partir de las 5 de la tarde y tiene una cuota de recuperación que permite ser accesible al usuario y que ayuda a minimizar los gastos de traslado.

También el área de psicología puede canalizar al usuario a la terapia ocupacional para darle una atención más integral al proceso de su rehabilitación y su proceso sea más eficiente o bien el mismo terapeuta ocupacional puede canalizar al paciente con el nutriólogo para asesorías.

Es importante comentar que el rol que desempeña el terapeuta ocupacional varía dependiendo de las necesidades y condiciones del paciente. Su técnica se basa en las actividades de la vida diaria que se necesitan realizar, por lo que se trata de aprovechar el desarrollo de habilidades físicas, cognitivas y sociales para adaptar el ambiente en el hogar, en el trabajo o en la escuela.

Estas rutinas ayudarán a mejorar la calidad de vida del paciente, mediante la práctica constante podrá ser más independiente y le permitirá tener un buen desempeño en las condiciones de los momentos cruciales de su vida en la sociedad.